Recetas

Os invitamos a probar nuestras recetas:

 

Teriyaki de ternera sayaguesa

Ternera sayaguesa rellena de champiñones y cebolla

 

 

TERIYAKI DE TERNERA SAYAGUESA

 

Teriyaki de Ternera Sayaguesa

Los amantes de la cocina japonesa, y del buen comer en general, ¡que no se pierdan esta delicia!

Teriyaki es uno de los platos estrella de la cocina japonesa, aunque hay que admitir que en su país de origen se suele preparar este plato sobre todo de pollo, pulpo o cerdo – pero algunos chefs apuestan también por la ternera.

 

Ingredientes para 4-6 personas:

 

- 600-700 gramos de filetes finos de ternera sayaguesa (es recomendable abrir el paquete envasado al vacío una hora antes de cocinar la carne)

- ½ vaso de mirin (vino de arroz, se puede sustituir por vino blanco semidulce)

- ½ vaso de sake (se puede sustituir por vodka o ron blanco ligeramente diluido en agua)

- ½ vaso de salsa de soja

- 2-3 cucharadas de azucar morena

 

En un bol mezclar los ingredientes líquidos con el azucar. Cortar la carne en tiras más o menos finas, según se desee. Añadir la ternera cruda a la salsa previamente preparada y dejar reposar durante por lo menos una hora (hasta 12 horas). Pasado este tiempo, separar la carne marinada de la salsa. Freir la carne en una sartén con un poco de aceite. Cuando la ternera esté tierna, colocarla en una fuente. A continuación verter en la sartén la salsa usada para marinar la carne y cocerla a fuego fuerte hasta que el azucar empiece a caramelizarse, removiendo constantemente. Se puede probar la salsa al principio de la cocción, antes de que espese, y si hace falta, se puede añadir un poco más de salsa de soja, azúcar o uno de los alcoholes, según su gusto. Seguir removiendo hasta obtener una salsa caramelizada y espesa. Añadir la carne reservada a la salsa y dejar cocer un poco más hasta que la ternera se caliente otra vez.

 

Durante la cocción casi todo el alcohol va a evaporar, los líquidos se van a reducir y quedará una salsa no muy abundante, que apenas cubrirá las tiras de ternera, pero de un sabor intenso, con un toque dulce, exquisito.

 

Servir con arroz blanco y disfrutar de su ternera sayaguesa al estilo oriental.

 

¡Buen provecho!

 

 

TERNERA SAYAGUESA RELLENA DE CHAMPIÑONES Y CEBOLLA

 

Vamos a compartir con nuestros clientes y lectores nuestra propia receta, para que todo el que quiera, pueda probar su ternera sayaguesa preparada de una manera distinta.

 

Ingredientes para 4 personas:

 

- un trozo de aprox. 700 gramos de ternera sayaguesa para asar (es recomendable abrir el paquete envasado al vacío una hora antes de cocinar)

- un paquete de 15-20 gramos de setas y/o champiñones secos

- una cebolla grande o 2 medianas

- 2 dientes de ajo

- aceite de oliva virgen extra

- sal, pimienta, pimentón de la vera

- un poquito de jengibre rallado

 

Poner las setas a remojo en agua tibia durante una media hora o hasta que se pongan blanditas.

Picar fina la cebolla y el ajo y sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añadir las setas (reservar el agua de remojo), salpimentar a gusto, añadir el jengibre rallado y 1-2 cucharadas de pimentón dulce y cocer hasta que todo quede tierno y sabroso, echando un poco de agua de remojo de las setas si hace falta. Deberá quedar una salsa más bien espesa, no líquida.

 

Con una batidora o licuadora, triturar la salsa y reservarla.

 

Cortar con cuidado el trozo de ternera de manera que quede un trozo único, pero más fino y aplanado.

 

Untar la carne generosamente con la salsa y enrollarla o cerrarla como un paquete, según resulte más fácil dependiendo de la forma del trozo de la carne. Cerrar los bordes del paquete con unos palillos de madera, para que no escape la salsa. Colocar la carne en una pequeña fuente de barro u otra que se pueda usar en el horno. Cubrir la carne con la salsa restante.

 

Asar al horno a 220-230ºC durante 1-1,5 hora.

 

Una parte de la salsa  escapará del “paquete” preparado de la carne, pero el resultado final será una carne asada simplemente deliciosa, tierna, impregnada del sabor de las setas y el pimentón, aunque sin perder su sabor característico de ternera sayaguesa.

 

Se puede controlar el estado de la carne durante la cocción, si parece que en la fuente falta líquido, se puede echar un poco de agua o líquido restante del remojo de las setas.